Pequeño estudio de la verdad

Quiero comunicar que desde hace tiempo he puesto en la Biblioteca un libro de poesía mío, llamado "Pequeño estudio de la verdad" no está evidentemente publicado, sino en el formato que ahora lo hago, con un contrato coloriuris (si lo he puesto aquí es precisamente porque permite el registro de la obra). Un pequeño estudio del libro en Pequeño estudio de la verdad (estudio). Para descargarlo en pdf aquí no quedó muy bien el formato así que es probable que lo cambie. Es un libro que ya había escrito yo hace tiempo, y que ahora he decidido sacar a la luz, aunque sea así, timidamente. En principio es la versión definitiva, pero no descarto cambios. Un saludo






Actualizo: Ya tenemos las primeras críticas (y son buenas!) cortesía de Nora Méndez

6 comentarios:

Auctor dijo...

Pues nada, lo vi y me lo he leido enterito, jeje, parándome más en lo que más me gustó, he tenido que buscar el significado de un par de frases en latín, y el poema que le grita a la muerte viva la vida me encantó. Gracias por dedicarnos un poema el de “a mis amigos” aunque a ver si un día me escribes un poema personalizado, que se ve que mayormente se lo haces a las chicas (no te culpo), genial libro gracias por compartirlo de nuevo.

Llave maestra dijo...

Lo he disfrutado muchísimo!
Slds.

Aulo dijo...

Auctor: tienes razón, pero es que me pasa una cosa curiosa, cuando estoy contento no escribo, suelo escribir sobre lo que me entristece, suele ser un "Te hecho de menos, o eso" pero en fin al único chico que le escribí es a Moncho y es que me pasó una cosa muy curiosa ese día, no sé si te lo conté, el poema ese es la historia de lo que me pasó. Pero ya llegará el poema, eso surge, ya lo sabes, como tus relatos.

Llave maestra: Respeto muchísimo tu opinión así que criticame, criticam; besos.

Llave maestra dijo...

Estoy preparando un comentario en las puertas, para el próximo martes. Así que ya sabés date una vuelta.
Besos,
Nora

JuanBM dijo...

Aulo, yo lo he copiado para leerlo con más tranquilidad. Así a voz de pronto, me han encantado el retrato del mar de Gijón y el desamor del horizonte.

Un abrazo

Aulo dijo...

Sí, lo iba a poner en pdf pero no me convencía porque me salían unos saltos de página muy raros, a ver si lo soluciono; lo de Gijón fué una historia curiosa, estaba con un amigo que es ciego y su novia y yo quería ver el mar, pero llegamos a la playa artificial, y sólo se veían barcos y el rompeolas, y así estuvimos un rato buscando el horizonte; de paso nos habían hablado del Water de King Kong que era la escultura de Chillida a donde mi colega quería ir porque le gusta Chillida pero no sabíamos cómo se llamaba, y cuando llegamos a dónde está la escultura, después de 20 minutos de desesperación por no poder ver el horizonte y descubrimos que la escultura además se llamaba "el ojo del horizonte" fué increíble.
PD, sí que soy un poco enciclopedista,
un abrazo